Saltar al contenido

5 MOLDES para Resina Epoxi que debes conocer

5 tipos de moldes para resina epoxi

Distínguete y aprende a usar y hacer moldes de silicona líquida, de pasta y otros materiales para que tus colgantes, pendientes, anillos y piezas de bisutería sean únicas.  ¡Adelante!

Vídeo Tutorial sobre moldes de silicona y otros materiales para resina epoxi

Bienvenidos y Bienvenidas al Moldeado con resina epoxi

Cluster (moldes fabricados, silicona líquida, pasta de silicona).

Los artesanos profesionales saben la importancia de un buen molde. De ello depende que tus miniaturas, tus cuentas de collares, tus imanes par nevera o tus llaveros tengan la calidad que se merecen.

En esta ocasión te voy a hablar 5 de tipos de moldes que puedes utilizar para hacer tus réplicas con resina.

1. Moldes de Silicona FABRICADOS: los más prácticos

Se trata de los moldes preferidos por los principiante y no tan principiantes, por sus múltiples ventajas:

Ventajas de estos moldes:

  • Formas perfectas. Conseguirás piezas de joyería y bisutería de formas perfectas.
  • Listos para ser usados. No tienes que emplear tu tiempo en fabricarlos.
  • ¡Duran mucho! En la mayoría de estos moldes, se nota que la silicona que utilizan es de muy buena calidad. ¡Por eso duran tanto!

    Aclarar que con la resina epoxi, no se van a desgastar tanto como con otras resinas, como la de poliéster.
  • Variedad de formas. La mayoría de los moldes de silicona ya fabricados, están pensados para joyería y bisutería, con forma de colgantes y llaveros con cuentas redondas, cuadradas, ovaladas y rectangulares.

    Pero también con forma de gafas, puzles, monumentos, corazones, frasco de perfumes etc.

    Algunos son para imitar gemas, con distintas caras o facetas. ¡Como las joyas de verdad! Y no tienes que tallarlas.

    También los encontrarás en forma de pulsera, brazalete, de anillos de distintas tallas o tamaño y  con otras formas como los de pirámides especiales para orgonitas o los de formas esféricas.

Como ves en el vídeo anterior, son muy útiles para hacer encapsulados de plantas, maderas, flores y líquenes.

Desventajas

Formas menos originales. Aunque la resina te permite personalizar tus creaciones con distintos pigmentos y cargas, tu creatividad está limitada a la forma del molde.

Así que si eres original y deseas reproducir algo a tu gusto, te recomendamos que aprendas a hacer tus propios moldes. ¡Toma nota!

2. Los Moldes con CINTA ADHESIVA: los más rápidos de usar

Sin duda son los más socorridos. En alguna situación te pueden venir muy bien, aunque tienen sus limitaciones.

¿Cuándo te puede venir bien?

Para piezas que ya tengan de un contorno o base a partir de la cual hacer el encapsulado, como verás en este ejemplo.

Como ves, debes de tener cuidado con que no se pegue un trozo de cinta con otra, especialmente en bases pequeñas.

En otras bases más grandes queda fenomenal e incluso como marco protector para que no se escape la resina es extraordinario.

El inconveniente es que estás limitado o limitada a la forma base.

3. LOS ACETAMOLDES: el poder de los moldes de ACETATO TRANSPARENTE

Al tener cierta rigidez y al tiempo bastante flexibilidad, el acetato transparente te permitirá conseguir una mayor variedad de formas, sin necesidad de tenerte que ajustar la forma de base.

Puedes conseguir formas circulares, de lágrima y de forma poligonal, como cuadrados, triángulos, rombos, pentágonos, hexágonos, etc…

Materiales que necesitarás

Lo único que te hace falta es el acetato transparente, unas tijeras o cúter para cortarlo de la forma que necesites y un buen pegamento (preferimos la pistola de silicona caliente). También te puede ser útil la cinta adhesiva para unir ciertos bordes.

Con las imágenes de este artículo quiero que te hagas una idea de cómo utilizarlo, y en nuevos vídeos tendrás un ejemplo con cada tipo de molde.

4. Los Moldes de PASTA DE SILICONA: rápidos y prácticos

Si aún no los has probado, te sorprenderán. Como ves en el vídeo, los hemos utilizado para reproducir frutos y semillas que puedes encontrar por el bosque, como bellotas y zarzamoras.

Realmente las posibilidades de reproducción son muchas, siempre que lo utilices con piezas pequeñas.

Es súper fácil de utilizar. La pasta de silicona viene en dos envases: uno con la parte A y otro con la parte B, que es el endurecedor.

Sólo tienes que hacer dos bolas del mismo tamaño con cada componente y después mezclarlo y amasarlo hasta que quede homogéneo.

Como tienen colores diferentes notarás que ya está lista la masa cuando quede un color uniforme. ¡Es muy desestresante!

Cuando ya tienes la mezcla sólo tienes que introducir la pieza que quieres reproducir con cuidado de dejar un orificio lo suficientemente grande como para que luego pueda salir.

Si puedes hacer el orificio por la parte más estrecha mucho mejor, como he hecho en las zarzamoras.

Pasados 15 minutos, la masa ya está dura y ya puedes sacar el objeto que metiste dentro. ¡Súper fácil!

Si se trabaja bien esta pasta, posee una gran capacidad de reproducción con todo lujo de detalles, como has visto en el vídeo.

5. LA SILICONA LÍQUIDA PARA MOLDES: para grandes proyectos

No es tan rápida de utilizar como la pasta de silicona, pero es mucho más práctica para piezas de tamaño mediano o grande.

Para trabajar con este producto vas a necesitar:

  • Una base de cristal u otro material para la base.
  • Cinta adhesiva para separar el cristal de la silicona líquida.
  • Un contenedor donde verter la silicona líquida, que puede ser de cartón. En la manualidad del vídeo, hemos utilizado un rollo de cinta de pintor porque era del tamaño perfecto para la pieza que quería hacer.
  • Una pistola de silicona caliente para sellar la base al contorno del contenedor.
  • La silicona líquida con el catalizador.
  • Una báscula digital para medir las proporciones.
  • El objeto que quieres replicar.
  • Cinta adhesiva para sujetar el objeto en el centro, lejos de las paredes y evitar que suba.

La fabricación del molde es muy sencilla

Primero debes pegar la cinta adhesiva a la base de cristal para separar la silicona líquida de la base.

Luego, tendrás que pegar y sellar el contenedor a la base con silicona caliente, para que no se escape la silicona líquida.

Y ahora prepara la mezcla para la base con la silicona líquida y el catalizador que he mezclado según las proporciones que indica el fabricante. En este caso era un 5 % del peso de catalizador.

Cuando ya está bien mezclado lo vierto en el molde. Esta primera capa es para que objeto que vamos a producir no pegue en la base.

Pasadas 12 horas ya está completamente seca. Así que lo único que nos queda es hacer una nueva mezcla de silicona líquida  – esta vez una cantidad mayor – y verterla.

Si vas a reproducir un objeto que no debe tocar el fondo, aplica una primera capa que dejarás secar antes de introducir el objeto que quieres reproducir y veter la siguiente colada de silicona líquida.

Una vez que has introducido el objeto que quieres reproducir dentro de la colada de silicona líquida, debes de inmobilizarlo.

Procura que el objeto no toque las paredes del molde. Nosotros hemos utilizado en esta ocasión cinta de pintor o de carrocero.

Cuando ya está todo correcto, ya sólo tienes que esperar el tiempo indicado por el fabricante.

Transcurrido dicho tiempo ya sólo tienes que quitar la cinta de carrocero y desmoldar la pieza. Y… ¡Voilà!

Copyright © Arteclar
Estos contenidos originales de Arteclar tienen propiedad intelectual. Según el artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual, queda prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso de su autor Arteclar.